jueves, 3 de enero de 2008

El encanto de los gatos

Nicholas Nicastro, de la Universidad de Cornell, Reino Unido, cree que los mininos están evolucionando en supergatos, mejor dispuestos para explotar a los humanos.
Según el investigador, después de miles de años de convivencia, nuestros peludos amigos han aprendido qué botones deben apretar para complacernos.
Y aparentemente, todo se debe a los maullidos que escogen para obtener lo que desean.
Las recompensas son evidentes: más caricias, comida más suculenta y el sillón más cómodo.
No muy convencido
Sin embargo, no todos los científicos están convencidos de esta explicación.
John Bradshaw, de la Universidad de Southampton, Reino Unido, dice que no existen dudas de que los gatos son buenos para manejar a los humanos, pero que no existen pruebas que sugieran que se esté produciendo una selección artificial.
Ese término fue acuñado por Charles Darwin para explicar cómo el hombre ha transformado plantas y animales domésticos por medio de cruces selectivos.